¿Quién es Pedro Sánchez, el nuevo presidente de gobierno de España?

Contra todos los pronósticos, en España ahora hay un nuevo presidente. Sí. Primero, por la elección en sí que dependía de muchos trámites previos. Y luego, porque Pedro Sánchez no era el favorito en ninguna de las quinielas. O al menos eso parecía.

A fin de cuentas, Sánchez se convierte en el presidente socialista de España a partir de la segunda mitad de 2018. Pero, ¿qué significa esto para la población española? ¿Quién es? ¿Qué ha hecho? Es lo que intentaremos resumir hoy en este nuevo post.

La política del coche

Para algunos una forma simpática, mientras que para otros no tanto. Lo cierto es que la primera vez que España supo de este ex jugador de baloncesto y doctor en Economía, fue en las primarias del PSOE en el año 2014.

Financió su campaña mediante crownfunding, y tomó su propio coche para manejar por casi todo el país, motivando a los votantes de la izquierda.

Así fue como entró al partido.

Años después, fue retirado del PSOE por no apoyar la investidura de Mariano Rajoy. Sin embargo, volvió a presentarse desde abajo a las elecciones internas, proclamándose como el hombre encargado de salvar al partido socialista tras la debacle sufrida en los últimos tiempos (y desde 2011).

¿Qué hizo? Volvió a tomar su coche. Y volvió a visitar militantes casa por casa. De hecho, durmió en las casas de quienes lo recibían.

Hoy, Pedro Sánchez cuenta con el apoyo de los nacionalistas vascos, los independentistas catalanes, y toda la izquierda.

¿Qué se puede esperar del gobierno?

Una de las primeras acciones que Pedro Sánchez debe tomar es convocar a nuevas elecciones. Pero no se ha determinado una fecha.

Sin embargo, para los más estudiosos, el gobierno socialista y de izquierda no será tanto, ya que en las demás instituciones políticas no existe una representación tan grande de la izquierda. Por el contrario, hay mayoría de centro y de derecha (PP y Ciudadanos).

Por tanto, las políticas de izquierda seguramente no serán las protagonistas de este líder político y del próximo programa de gobierno. Sin embargo, su rostro joven y su forma de victoria política ilusiona a una gran parte de la población que, para bien o para mal, ya se había cansado de ver una barba gobernante con cambios mínimos o inexistentes.