Ciudades: Principales motores económicos de España

España es la quinta economía de la Unión Europea por tamaño. Por esta razón, analizar las ciudades que mayor incidencia tienen en su producto interno bruto es una de las mejores maneras de comprender cómo se tomarán las decisiones económicas en el gobierno que recién comenzará.

España tiene ciudades mundialmente conocidas por su cocina, por su arte, por el nacimiento de personajes ilustres, pero todas ellas tienen un peso específico cuando se trata de economía. Las siguientes son las ciudades más importantes de España, de acuerdo a cómo aportan a la economía de la nación.

Donostia / San Sebastián

Y en este grupo entran fácilmente Bilbao y Álava, todas ciudades vascas. No sólo representan el grupo de ciudades más pudientes en cuanto a renta per cápita de toda España, sino que también son un motor económico del país, por ser la sede de grandes instituciones bancarias, del sector de la tecnología y fábricas.

Todas estas ciudades tienen puntos en común. El principal, quizá, sea la seguridad ciudadana que impera en las cuatro ciudades mencionadas. Otros, como el acceso a los servicios básicos de primer nivel o la calidad de vida, también son destacables.

Madrid

La capital del país y una de las capitales más importantes del mundo. Frecuentada anualmente por un sinnúmero de personas, entre turistas y empresarios.

Madrid, pese a ser gigantesca, sigue en franco crecimiento. Es la sede de todas las instituciones políticas nacionales, y la sede de las empresas más importantes Made in Spain.

Y, pese a ser capital, es menos costosa para vivir que las ciudades vascas o la siguiente en esta lista. De modo que puede ser la ciudad ideal para los que quieran trabajar, desarrollarte profesionalmente, o hasta iniciar un negocio o estudiar un postgrado.

Barcelona

La capital de Cataluña, inmersa en problemas políticos desde hace varios años con el gobierno central español, es la ciudad más importante de España por muchos factores, más allá de lo económico.

Es un bastión turístico sin igual, una de las ciudades con mayor oferta cultural y arquitectónica del mundo, y a su vez, una de las más costosas para vivir.

Pero es, precisamente, por ser una de las ciudades que mayor aporte realiza al producto interno bruto de la nación.

El grupo lo completan ciudades como Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Alcobendas, Castelldefels o Ceuta. En el extremo inverso, ciudades como Torrevieja o Fuengirola son de las que menos aportan al PIB.